Facturación electrónica inicia en firme en enero de 2018

#DiálogosTIC conversó con Lucio Quijano, experto en temas FinTech, sobre los retos que tendrán las empresas para transitar a este nuevo modelo.

Escucha “Facturación electrónica en Colombia” en Spreaker.

Redacción CINTEL, 21 de noviembre de 2017–Desde la expedición por parte de la DIAN del Decreto 2242 de 2015, las empresas colombianas deberán hacer su tránsito lo antes posible a un modelo de facturación electrónica.

Aunque la medida contempla inicialmente poner en firme esta disposición en cierto nivel de compañías, lo cierto es que todas tendrán que hacer los ajustes necesarios para que esto opere de forma eficiente a partir del 2018.

Para Lucio Quijano, experto en temas FinTech y gerente de GoSocket para Colombia y Ecuador, uno de los temas más sensibles estará en la forma en que las nuevas facturas sean recibidas y procesadas por las empresas receptoras.

Durante el diálogo, el ejecutivo resaltó que, si bien, el nuevo modelo trae muchas ventajas competitivas, en especial bajo costo, trazabilidad y eficiencia, muchas de las 5.000 empresas que podrían estar obligadas a emitirla en enero de 2018 deberán ajustar sus procesos y trabajar con sus clientes y proveedores para la recepción de las mismas sin traumatismos.

Aunque esta medida se dispuso en el 2015 se estima que esté en total operatividad máximo en enero del 2019. Así que el próximo año será el momento para la migración completa de las empresas del país.

Según un estudio del Centro Interamericano de Administraciones Tributaria (CIAT), las empresas que implementen la facturación electrónica ahorrarán hasta en un 80% del costo en la emisión de facturas, permitiendo almacenar todas las facturas en digital y sin opción a pérdida de documentos. Es decir que, en Colombia, por ejemplo, se puede pasar de un costo promedio en papel de 2.650 pesos a unos 850 pesos en su equivalente digital, una reducción significativa cuando se realiza en altos volúmenes de facturación.

Algunos de los beneficios que reciben las empresas al implementar la facturación electrónica, son:

– Optimización en los tiempos de entrega de las facturas; pasarán de días a minutos.

– Mejor calidad en la información, ya que se controlarán documentos electrónicos.

– Existirá un incremento exponencial en el proceso de aceptación y rechazo de las facturas, mejorando el tiempo de contabilización de la factura de hasta tres días.

– Impacto positivo en el flujo de caja por la mejora en el tiempo de contabilización.

..